Yoga para liberar las caderas y fortalecer abdomen y pelvis

SESIÓN DE YOGA PARA LIBERAR LAS CADERAS Y FORTALECER LAS ABDOMINALES

1. Bicicleta o Ejercicio de Pedaleo: Recuéstate boca arriba con tu espalda completamente apoyada. Eleva las piernas y comienza a realizar movimientos circulares alternando las piernas, como si estuvieras pedaleando una bicicleta. Mantén firme el abdomen durante todo el ejercicio.
2. Mariposa: Siéntate sobre los isquiones, con las plantas de los pies juntas, lo más próximas al pubis, y la columna estirada. Comienza a subir y bajar las rodillas, imitando el aleteo de una mariposa.
3. Pinza Sedente: Estira las piernas completamente, exhalando, flexionate desde las caderas hacia adelante, aproximando el pecho a los muslos. Si alcanzas, sujétate de los pies. Mantén la espalda derecha y el pecho abierto.
4. Gran Ángulo: Siéntate sobre los isquiones y separa ampliamente las piernas. Tómate de los dedos de los pies y flexionate hacia adelante, siguiendo las mismas recomendaciones que en la pinza.
5. Guerrero II: De pie, separa tus piernas ampliamente, gira el pie derecho hacia la derecha. Extiende tus brazos en cruz. Al exhalar flexiona la rodilla derecha y mira hacia tu mano derecha. Mantén tus caderas y torso de frente. Combina con la siguiente postura antes de repetir del otro lado.
6. Luna Creciente: De la postura anterior, gira hacia la derecha y apoya las manos a cada lado del pie. Baja la cadera y apoya la rodilla izquierda. Abre el pecho y si es cómodo, eleva los brazos llevando el torso suavemetne hacia atrás. Incorpórate y repite las dos posturas del lado izquierdo.
7. Guirnalda o Cuclillas: Ponte de pie y separa un poco las piernas. Junta las manos en el pecho. Exhalando baja flexionando las rodillas hasta ponerte en cuclillas. Inhalando incorpórate.
8. Media Torsión de la Columna: Siéntate y flexiona la pierna izquierda, trayendo el talón a la cadera derecha. Cruza la pierna derecha por arriba del muslo izquierdo. Abraza con tu brazo izquierdo la rodilla derecha y lleva la mano derecha atrás de la cadera derecha. Inhala y extiende la columna hacia arriba, exhala y gira hacia la derecha desde el ombligo. Mira hacia tu hombro derecho. Deshaz con cuidado y repite el giro del otro lado.
9. Relajación Final: Acuéstate boca arriba, adopta una postura cómoda, y cierra los ojos. Tómate unos minutos para relajarte completamente y absorver los efectos de las posturas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sesión de yoga antiestrés

Los pies en el yoga. « Camina, como si besaras la tierra bajo tus pies »