Conexión entre respiración y postura corporal. Desbloquear el diafragma

Comprender de qué forma todo está conectado en nuestro cuerpo y cómo la respiración afecta absolutamente todo el circuito de energía.
En la imagen se vé la conexión que existe entre el DIAFRAGMA (principal músculo respiratorio) y el PSOAS, músculo flexor, que define nuestra postura. El psoas nace por detrás en la columna (primeras lumbares), ahí se une al diafragma y conecta el tronco con las piernas, pasando por detrás de todos los órganos contenidos en el abdomen.
Sabemos que la respiración cambia según nuestro estado: agitados, calmos, estresados, excitados. Entonces, si estamos mucho tiempo en un mismo estado (agitados o nerviosos, por ejemplo), respiramos corto y alto con el pecho, estableciendo un patrón de respiración deficiente, irregular. Y así también se vé afectado de modo permanente el psoas que, al estar conectado al diafragma, se acorta y flexiona en cada inspiración hecha con este patrón, modificando al final también toda nuestra postura corporal. Entonces, cualquier ejercicio que relaje estos músculos mejorará toda la circulación de energía, postura, estado de ánimo, etc.

EJERCICIOS PARA DESBLOQUEAR EL DIAFRAGMA:
1- Formando una pinza con los dedos de la mano (mukula mudra), seguir la línea de la última costilla, tanto por delante como por detrás del tronco (incluso llevando los dedos por debajo de las costillas) y hacemos una fricción enérgica con los dedos en pinza, desde el centro (esternón por delante y columna vertebral por detrás) hacia los laterales. Luego de 1 o 2 min, respirar y percibir.
2 - Toda práctica de respiración profunda o consciente ayuda. Por ejemplo, colocando las manos sobre el abdomen, o a los laterales del cuerpo, para sentir la expansión de la respiración en todas las direcciones (recordar que nuestro cuerpo físico tiene 3 dimensiones).
3 - Cantando, se afloja el pecho, las cuerdas vocales. La letra AAA (de forma continuada) abre, desbloquea. La vibración del sonido siempre genera un cambio sutil de nuestro estado. Y según el sonido que realizamos es la vibración que alcanzamos.
4 - Si no podemos hacer nada de lo anterior, al menos movernos, salir de la situación en la que estamos y realizar otra actividad.
Y sobre todo, tener paciencia con nosotros mismos y nuestro cuerpo. Un patrón de respiración construido durante muchos años es lógico que tardará tiempo en modificarse y poder notar alguna diferencia en nuestro estado y postura. Todo cambio en la materia lleva tiempo, y nuestro cuerpo es materia condensada.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Yoga para liberar las caderas y fortalecer abdomen y pelvis

¿Por qué es tan importante hacer yoga en las escuelas?

Sesión de yoga antiestrés